Quilting bee. Primera parte

¿A qué se le llama Quilting Bee?

Aunque la palabra Bee significa Abeja, también se denomina así, dadas las características de este insecto laborioso que trabaja ordenadamente en comunidad, a una reunión social cuyo propósito es llevar a cabo una tarea en común.

El Quilting Bee se refiere entonces a una reunión de personas con el propósito de terminar un Quilt.

El término Quilting bee es un americanismo que data de1825–35.

Viendo cómo se hacen las colchas ahora, y observando la asombrosa variedad de posibilidades de costura que ofrecen las nuevas máquinas de coser, con tan admirables telas deliciosas y patrones magníficos, podríamos pensar que las quilters de hoy se pierden las ventajas de un quilting bee.

Una sola persona es capaz de hacer una colcha entera en lo que fue probablemente la misma cantidad de tiempo que tomó a un grupo para hacer un acolchado en los viejos tiempos. Y estos nuevos quilts no pueden sino ser mucho más bonitos.

Pero veamos algo de la historia de estas reuniones llamadas Quilting bee.

La conquista del Oeste fue en realidad la expansión imperialista de los estados de la Unión. Convencidos por la campaña propagandística del gobierno, el Oeste se convirtió en la tierra de las grandes oportunidades. 

La mujer y la familia aparecen retratadas como elementos indispensables para consolidar la Conquista del Oeste, y alimentar de vida y esperanza unas tierras que estaban por civilizar. La mujer representa ese elemento civilizador en un mundo primitivo, esencial para dotar de estabilidad un entorno duro y lleno de riesgos, siendo muy importante su papel.

En esos tiempos, las caravanas se convirtieron en algo habitual en el oeste ya que los colonos, en sus carretas, solían dirigirse a los territorios de la costa del Pacífico y Nevada para explorar o instalarse en esos lugares aún sin dueño.

La historia nos habla de mujeres maravillosas de sentimiento y pasión, que parten en busca, no de oro, sino de un territorio donde emprender una nueva vida, no por más desconocido, menos deseado, enfrentándose a múltiples peligros.

En el siglo XIX, las colonias se desarrollaron sobre todo en el período comprendido entre 1825 y 1875. Como los colonos originales habían traído colchas del viejo mundo, los colonos que comenzaron a moverse hacia el oeste en el siglo XIX también llevaron colchas con ellos. Eventualmente el acolchado llegó a las Grandes Llanuras.

El acolchado era un arte que se adaptó bien a las Grandes Llanuras y los quilts se convirtieron en un activo importante para los colonos. No sólo podían ser utilizados en camas, sino que también eran útiles como cubiertas para puertas y ventanas y como alfombrillas para los niños para jugar. En muchos casos también se utilizaron como moneda para pagar las facturas.

Aunque el Quilting era un arte de orden utilitario, por la necesidad de hacer colchas para taparse del frío, este se convirtió en el pretexto para sociabilizar, ya que las mujeres se reunían para terminar los quilts, mientras los hombres y los niños convivían.

La creación de una tapa de edredón, ya sea uniendo pedazos de tela, haciendo aplicaciones o bordando, suele ser una actividad solitaria. Las mujeres construían típicamente sus tops del edredón durante el invierno cuando había menos tareas y el sol se ocultaba temprano, cada una en su propia casa. Por lo general, podrían tardar de 2 semanas a 2 meses para crear el top de un solo quilt, por lo que cuando el clima calentaba, las vecinas se reunían en una casa para trabajar juntas y completar el acolchado de varios quilts.

Los amplios espacios abiertos y el relativo aislamiento de las Grandes Llanuras hicieron atractiva la idea de los quilting bee. En ellos las mujeres de la zona traían los quilts que ya habían sido reconstruidos y trabajaban juntas para hacer la parte superior. El quilting bee dio a las mujeres de las llanuras la oportunidad de socializar.

La fabricación de colchas o quilts se hizo popular entre las mujeres pioneras. Ellas se organizaban para hacer un quilt para una persona. Una de las funciones más felices de un quilting bee era ayudar a proporcionar a las mujeres jóvenes, quilts para su ajuar de novia o bien hacer un quilt para dar la bienvenida a un nuevo bebé.

Continuará…

35 comentarios en “Quilting bee. Primera parte

Deja un comentario